Trucos para limpiar la chimenea

22Doors | | 22 Doors Consejos

Con la llegada del invierno es momento de hacer preparaciones adecuadas. Pero no todo se basa en comprar ropa abrigada, sino que también debes recordar acondicionar tu casa para resistir esta estación. Entre las tareas que tienes pendientes pocas son tan fastidiosas cómo limpiar la chimenea. Pero ya verás que si usas los métodos correctos que te damos en a continuación podrás resolver este problema en poco tiempo y así disfrutarás de un ambiente cálido aun en los días más fríos.

Recuerda que la limpieza de chimeneas de leña no es una tarea que puedes dejar de lado. Ya que existen varios elementos que se adhieren a las paredes y no permiten la correcta extracción de humos. Entre ellos se encuentran el hollín y que puede causar varios problemas.

Por lo tanto no debes dejar de deshollinar  la chimenea al menos una vez antes de su primer uso en invierno y otra vez luego de dejarla de usar. Antes de empezar a emplear nuestros métodos usa la protección adecuada.

Existen productos para limpiar chimeneas los cuales están disponibles en el mercado y son muy útiles a la hora de facilitar este trabajo. Solo debes adquirirlos (generalmente en un supermercado o ferretería) y luego seguir sus instrucciones de uso. Así mismo toma ciertas precauciones dependiendo de cuál sea el químico a usar (por ejemplo el amoníaco puede dañar paredes de ladrillo).

Además de los productos generales de los supermercados,  puedes emplear mezclas domésticas:

1-Una solución de agua con 2 cucharadas de crémor tártaro. De esta forma tendrás un producto casero de alta calidad para limpiar la chimenea.

2-Mezclar vinagre con agua en una proporción de 1:1 y luego aplicar esta solución con un atomizador.

3-De la misma forma te recomendamos mezclar lavavajillas con ½ taza de bicarbonato de sodio y crear una pasta que te servirá para limpiar cualquier suciedad que aún quede adherida.

Generalmente al usar cualquiera de estos productos solo debes esperar unos 10 a 15 minutos para conseguir que actúen y luego podrás quitar todo restregando con agua tibia o caliente. Aunque si la suciedad está muy adherida quizás debas esperar más tiempo.

Cuando ya tengas el producto en tus manos, lo pasos a seguir son:

1-Retira las cenizas con una escoba para chimenea y déjalas en un cubo adecuado al aire libre por si alguna ceniza esta prendida y dejar que se apague.

2-Una vez que tienes todo limpio sin cenizas toca limpiar el cristal de la misma. En el cristal añades el producto que hayas escogido, ten cuidado a la hora de aplicarlo y sigue atentamente las instrucciones de uso.

Para limpiar el cristal de la chimenea solo usa un paño viejo y húmedo o yo suelo recomendar usar papel de cocina, ya que al finalizar la limpieza habría que desecharlos.

Si prefieres dejar la limpieza en manos de profesionales, aquí podrás contactar con uno de ellos.

Limpiamos tu casa con un servicio seguro y fácil de configurar.
//
Claudia
Atención al cliente
¿Cómo te podemos ayudar?