Trucos fáciles para limpiar el oro en casa

22Doors | | Clientes Satifechos

El elemento más valioso en toda la historia de la civilización, sobre el que se ha sustentado el crecimiento económico, es el oro. Sus características propias como la escasez y durabilidad lo hacen idóneo para este fin.

Sin embargo, el paso del tiempo también puede hacer mella en él, por lo que desde 22Doors te decimos una serie de consejos para limpiar el oro y mantenerlo reluciente, siendo parecidos a los que te contamos para limpiar la plata:

  • Detergente lavavajillas. Lo aplicamos en agua templada para conseguir disolverlo bien. Después, sumergimos el oro en la mezcla resultante durante unos quince minutos y, una vez extraídas, frotamos las partes con suciedad con un cepillo y secamos con un paño. Quedará perfecto.
  • Amoniaco. Verte unas pocas gotas de amoniaco en un litro de agua y sumerge durante un minuto el oro en la mezcla. Una vez fuera sécalas con un paño. El resultado es seguro.
  • Bicarbonato y vinagre. Los dos elementos fundamentales para la limpieza del hogar. Mezcla dos cucharadas de bicarbonato con agua templada y humedece un paño con la solución. Una vez terminado con el paño, aplica vinagre para eliminar cualquier resto. El resultado es sublime.
  • Pasta dentífrica. Haz una mezcla de pasta dentífrica con agua y aplícala en el oro con un cepillo. Para aclararlo, una vez limpio, aplica un poco de agua templada. Habrá quedado reluciente.
  • Huevo para el oro blanco. Aplica con un paño huevo batido sobre el oro blanco y, una vez hayan transcurrido dos minutos, verás cómo la suciedad ha desaparecido del mismo. Puedes aclarar los restos en agua templada. Solución segura al cien por cien.
Limpiamos tu casa con un servicio seguro y fácil de configurar.
//
Claudia
Atención al cliente
¿Cómo te podemos ayudar?