Cómo limpiar y mantener la piscina limpia todo el año

22Doors | | Clientes Satifechos

Para poder disfrutar más de las piscinas en la temporada de baño es imprescindible un mantenimiento antes, durante y después de su uso. En el agua de la piscina se pueden reproducir bacterias y microorganismos perjudiciales para la salud, por eso no debes dejar para el último momento la limpieza de tu piscina.

 

En este artículo te explicaremos cómo limpiar la piscina de tu jardín o patio, los pasos que debes tener en cuenta, la filtración, los productos y accesorios más convenientes que hay en el mercado, además de consejos para el mantenimiento y limpieza de las piscinas a lo largo de todo el año.

 

ANTES: ¿Cómo pongo a punto la piscina tras el invierno?

Antes de que lleguen los meses de calor hay que realizar una puesta a punto de la piscina. No existe un proceso único y estándar, cada piscina tiene sus particularidades y debes actuar según el tipo de piscina y de cómo esté la instalación.

 

A continuación, te damos una serie de pasos que hay que seguir para la limpieza de la piscina y disfrutar de un agua transparente y cristalina en los días de sol.

1. Revisa la filtración de la piscina

Es importante revisar el sistema de filtración y limpiar en profundidad cada elemento de la depuradora.

Bomba

Es un elemento fundamental para el sistema de filtración de la piscina, se encarga de filtrar el agua de la piscina a través del skimmer y la devuelve de nuevo al vaso de la piscina una vez que ha sido filtrada. Te recomendamos realizar las siguientes comprobaciones:

 

  • Si la bomba ha sido parada durante los meses fríos, se recomienda desmontar y limpiar la misma.
  • Verifica el estado del cable eléctrico y sustitúyelo por otro si está dañado.
  • Revisa los diferentes componentes de la bomba, aquellos que estén desgastados es recomendable reponerlos.
  • Para evitar obstrucciones, haz una limpieza del filtro.

 

Sistema de filtración 

El sistema de filtración de la piscina es otro elemento indispensable para eliminar las impurezas y residuos del agua. La bomba se encarga de hacer circular el agua y el sistema de filtración hace que el agua vuelva a la piscina purificada.

Existen diferentes sistemas de filtrado, según el volumen del agua de la piscina, las necesidades de filtrado y el ahorro de agua. Según el tipo de filtrado que tengas te recomendamos las siguientes comprobaciones:

 

  • Filtro de arena: abre el filtro y verifica su estado. Si utilizas la arena como medio filtrante, y esta se encuentra apelmazada y ha perdido capacidad para filtrar, es necesaria una limpieza con los productos químicos adecuados o cambiarla si lleva muchos años. La vida útil de la arena de un filtro de piscina es de 3-4 años. Es posible que la arena esté en buen estado y solo sea necesario añadir más arena al filtro.
  • Filtro de cartucho: comprueba el estado de los cartuchos, el medio filtrante en este caso. Si los cartuchos están sucios se deben limpiar en profundidad o sustituirlos si están deteriorados.
  • Depuradora de Aqualoon: debes eliminar y limpiar la suciedad más grande. Las bolas de Aqualoon , puedes lavarlas en una lavadora de ropa a 30 ºC . Cuando estén secas podrás volver a utilizarlas. Puedes reutilizar las bolas de material filtrante tantas veces como sea necesario, hasta que las bolas ya no queden limpias al lavarlas.

 

2. Piscina vacía o llena

Si la piscina está vacía o tiene un poco de agua que está verde, es necesario vaciarla. Podemos utilizar el agua para regar el jardín, al estar verde nos indica que no tiene productos químicos.

 

Una vez que la piscina está vacía por completo, es hora de limpiar correctamente paredes, fondo y skimmer. Tras una buena limpieza ya podemos llenar la piscina de agua, con un volumen acorde a sus dimensiones, y empezar con el mantenimiento adecuado del agua de la piscina.

 

Si la piscina está llena se deben tener en cuenta dos factores, si se ha realizado un correcto invernaje o, por el contrario, no se ha llevado a cabo ningún tipo de mantenimiento y limpieza.

 

Si el agua de la piscina está verde no se pueden recuperar las condiciones óptimas del agua, por lo que se deberá vaciar por completo la piscina. No es conveniente vaciar la piscina por el gasto que supone, los problemas estructurales que se pueden provocar al eliminar la presión que ejerce el agua e incluso problemas medioambientales, por la cantidad de litros de agua que se desechan.

 

Para evitar el vaciado de la piscina lo más recomendable es realizar un correcto invernaje para conservar el agua de la piscina durante los meses fríos, que te explicaremos más adelante.

Si has hecho un correcto invernaje, habrás tapado la piscina con una cubierta para proteger el agua de residuos grandes como hojas o insectos. Conviene retirar y limpiar a fondo el cobertor.

 

3. Revisa los accesorios de la piscina

Tras retirar la cubierta de la piscina, es recomendable verificar el estado y limpiar los diferentes accesorios de la piscina: skimmers, cestos, rejillas, canal rebosadero, focos, boquillas de retorno y otros elementos integrados en el vaso de la piscina.

 

4. Limpia la superficie de la piscina

Como las condiciones del agua son aceptables gracias a los productos químicos invernadores que se han utilizado, puedes empezar a limpiar las paredes y el fondo de la piscina.

 

Empieza limpiando la superficie con cepillos y esponjas, materiales no agresivos, los restos se depositarán en el fondo para después pasar el limpiafondos y retirar la suciedad acumulada.

 

Gre ofrece una amplia variedad de limpiafondos para facilitarte el trabajo de limpieza.

 

Otro aspecto a revisar, si tienes, es la iluminación interior de la piscina. Comprueba que esté limpia.

 

5. Verifica los elementos externos de la piscina

 

Finalmente, antes de empezar con el tratamiento del agua, es oportuno revisar y limpiar los trampolines, palancas y escaleras. Te recomendamos guardar las escaleras mientras no se utiliza la piscina para evitar que se deterioren.

 

 

6. Tratamiento del agua de la piscina

 

Limpiar la piscina no se limita solo a la superficie y sus elementos, es necesario un tratamiento químico del agua para que tenga las condiciones óptimas para el baño. Mantener limpio el fondo y paredes del vaso de la piscina y realizar un correcto filtrado contribuye a ese nivel óptimo del agua.

 

Para recuperar el agua tras el invierno, lo primero que tendrás que hacer es rellenar la piscina de agua hasta el volumen adecuado que determinará las cantidades de productos químicos que hay que usar.

 

Para desinfectar el agua de manera eficaz, es necesario aplicar un tratamiento de cloro de choque que consiste en aplicar una mayor cantidad de cloro de la habitual a la piscina. Puedes verter también alguicida y floculante para eliminar algas y posibles residuos contaminantes.

 

Finalmente, toma una muestra del agua y comprueba que el nivel del pH del agua y del cloro es neutro y, por tanto, apto para el baño.

 

DURANTE: ¿ Cómo mantengo el agua de la piscina en buenas condiciones?

El pH del agua de la piscina es un parámetro fundamental para bañarse con seguridad y poder disfrutar de un agua cristalina. Hablamos de pH neutro cuando sus valores se encuentran entre 7,2 y 7,6.

 

Si el pH del agua de la piscina está por debajo de 7,2, hablamos de pH ácido. En este nivel el cloro se elimina y los bañistas pueden sufrir picor de ojos, rojeces o irritación en la piel. Un pH ácido también provoca que los materiales de las piscinas se consuman por la acidez. Por lo tanto, en necesario aplicar un incrementador de pH para alcanzar el nivel adecuado.

 

Cuando el pH del agua está por encima de 7,6, el pH es alcalino, el agua se vuelve turbia y pueden aparecer algas y organismo perjudiciales. Es necesario, en este caso, ajustar el pH con un minorador.

 

Durante el uso de las piscinas es imprescindible realizar un control continuo del pH del agua. Para mantener un pH neutro es fundamental analizar los parámetros del agua, pH y cloro.

 

En el mercado existen diferentes tipos de analizadores, desde las clásicas tiras de análisis o gotas, hasta innovadores sistemas eléctricos como el Blue Connect.

 

También debemos analizar el cloro de la piscina, el desinfectante más usado para el mantenimiento de piscinas, y comprobar que está entre 0,5 y 1,5 ppm.

 

Otro aspecto que se debe analizar durante el uso de la piscina es la temperatura del agua. Lo conveniente es que oscile entre 28º. y 30º. Esta temperatura del agua de las piscinas favorece la calidad del agua y permite mantener los niveles neutros de pH y cloro. Para mantener la temperatura del agua, puedes hacer uso de las cubiertas para piscinas.

 

DESPUÉS: ¿ Cómo realizar un correcto invernaje de las piscinas?

 

El mantenimiento de la piscina durante el invierno puede hacerse de forma sencilla gracias a productos de invernajey complementos como las cubiertas para piscinas.

Consejos para mantener y proteger las piscinas durante el invierno:

 

  • Limpieza de la piscina. Limpia el fondo y las paredes de la piscina una vez termina la temporada.
  • Limpieza de los skimmers.
  • Químico para hibernar. Este tipo de productos permiten una puesta a punto más rápida de la piscina y evitan la formación de algas y residuos contaminantes.
  • Cubierta. Recubre la piscina con un cobertor para piscinas. Mantienen el estado del agua y evitan que la piscina se llene de hojas e insectos, además de proteger del hielo.
  • Nivel de agua. Reduce el nivel de agua por debajo de los skimmers.
  • Guarda los accesorios externos de la piscina. Retira escaleras y duchas para evitar su deterioro.

 

Si no dispones de cubierta para piscinas, conviene limpiar la superficie de la piscina cada cierto tiempo, principalmente en invierno, comprobar el nivel de pH del agua y del cloro y limpiar filtros y skimmer.

 

Una vez que llega el frío, lo más conveniente es limpiar la piscina, echar el invernador en el agua y cubrir la piscina para su conservación durante el invierno.

Limpiamos tu casa con un servicio seguro y fácil de configurar.
//
Claudia
Atención al cliente
¿Cómo te podemos ayudar?