¿Cómo limpiar tus utensilios de cocina?

22Doors | | Consejos de Limpieza

Dentro de la limpieza del hogar, en el ámbito de la cocina, resulta indispensable mantener un orden y una limpieza exquisitas. De lo contrario corremos el riesgo de producir desagradables olores los alimentos o, incluso más grave, contaminar los alimentos. Por eso, desde 22Doors te queremos contar cómo limpiar adecuadamente los utensilios de cocina después de cada manjar.

Para que puedas dedicarte exclusivamente a disfrutar de la comida, olvidándote de las manchas que líquidos y sólidos pueden provocar:

  • Tablas de cortar. Resultan de gran utilidad para la elaboración diaria de alimentos. Te sugerimos que, para no multiplicar las bacterias, uses una para alimentos crudos y otra para frutas y vegetales. Las que retienen menos bacterias y son más sencillas de limpiar son las de polietileno. Únicamente, frótalas con agua y jabón y, una vez secas, aplícales limón para desinfectarlas al 100%.
  • Utensilios de madera. La madera por naturaleza es un material muy poroso, por lo que debemos evitar dejarlos humedeciéndose, ya que contribuirá a que se estropee con mayor facilidad. Al igual que para la vitrocerámica, viene bien aplicarles bicarbonato de sodio con vinagre para conseguir una plena desinfección.
  • Cristalería. Es relativamente sencillo que vasos y copas cojan olores desagradables. Para luchas contra ello, debes mezclar jugo de limón con el jabón del lavavajillas y aplicarles la mezcla. Una vez acabada la limpieza, asegúrate de que queda todo perfectamente seco y guárdalos en un lugar sin humedades.
  • Olla a presión. Debido a su uso casi diario, es uno de los utensilios de cocina que más veces tiene que ser lavado. Lava la parte interior con agua caliente y jabón aplicando un poco de vinagre para completar la desinfección. En el exterior, mezcla limón con bicarbonato y así disolverás los restos de grasa con más facilidad.
  • Sartenes y resto de ollas. Al igual que la olla a presión, son utensilios usados diariamente, por lo que pueden llegar a acumular restos de grasa difíciles de quitar si se resecan con el tiempo. Recomendamos remedio mágico de la mezcla de bicarbonato y limón, aplicando esta vez un poco de sal. Frota con agua caliente enérgicamente y quedará impoluta.
Limpiamos tu casa con un servicio seguro y fácil de configurar.
//
Claudia
Atención al cliente
¿Cómo te podemos ayudar?